Trends
Trends

5 consejos para lograr la eficiencia energética en arquitectura


Poco a poco el mundo se convierte en un lugar más ecosostenible, esto quiere decir que en el futuro cada hogar, edificio y espacio debe ser diseñado y pensado para producir un menor gasto de energía posible y así fomentar el consumo responsable. La eficiencia energética se basa en ello y, además, tiene como clave emplear menos recursos para obtener la misma calidad. Es así como la arquitectura y el ahorro pueden ir de la mano sin dejar de disfrutar de las comodidades a las que estás acostumbrado:

Los expertos recomiendan el uso de estrategias de diseño pasivo y activo. En el primer caso, la arquitectura de la edificación debe considerar el clima y el contexto como condicionales para su planeamiento. ¿Qué es lo que debes tener en cuenta? ¡Aquí te dejamos algunos consejos que debes seguir para lograr el equilibrio!  

Controla la ventilación natural:
De manera que el aire pueda circular y renovarse así poder enfriar espacios en verano. No olvides que también se debe controlar la ventilación en invierno, así que instala un sistema que pueda hacerlo en ambas estaciones sin que afecte la temperatura interior, así no gastaras en aire acondicionado que ya de por sí jala bastante energía.

Usa materiales de envolvente térmica:
Para las paredes del edificio ten en cuenta el material que usas, debe servirte tanto para aislar y/o acumular calor dependiendo de las condiciones climáticas del entorno. Si se hace un uso adecuado de los materiales con los que construyes tu edificio, podrás reducir grandes costos asociados a sistemas de climas interiores. 

Usa la radiación solar eficientemente:
Para calentar pasivamente los espacios en cualquier estación del año,también para evitar el sobrecalentamiento en verano. Esto es uno de los resultados de la eficiencia energética en la arquitectura. 

Utiliza artefactos de alta eficiencia energética:
Cuando hagas nuevas instalaciones en tu casa o en algún edificio, elige los dispositivos que son necesarios para el confort y que a la vez, reduzcan la demanda energética de manera significativa. 

Coloca bombillas de bajo consumo o LED:
Este tipo de iluminación usa un 50% menos de electricidad que los más comunes en el mercado y su tiempo de vida es mucho más largo que el de las luces incandescentes. Aprovecha también la luz natural. 

Ahora, ¿cómo mejorar el diseño activo de mi edificación? Por esto nos referimos al uso de tecnologías asociadas a las energías renovables no convencionales para generar energía en todo el edificio. Y aunque esto suene complicado, no lo es, se trata de producir energía térmica y/o eléctrica por medio de paneles solares, turbinas eólicas, etc., a partir de recursos naturales disponibles como la radiación solar, vientos, agua, biomasa, etc. Más allá del ahorro, se debe pensar en el correcto uso de estas energías que hacen del mundo un lugar más limpio y seguro para vivir.


View Comments
Actualmente no hay comentarios.