Sala Arquitectos
Sala Arquitectos

Departamento de Arquitectura del MIT digitaliza el santuario histórico de Machu Picchu


Han transcurrido 108 años desde el descubrimiento de Machu Picchu, y el santuario histórico continúa despertando fascinación e interés por la historia de las extraordinarias tecnologías desarrolladas por los Incas.  Con el deseo de contribuir a estas investigaciones, un equipo del laboratorio del Departamento de Arquitectura del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) lidera el proyecto MISTI Global Seed Fund Machu Picchu Design Heritage, el cual documentará digitalmente el complejo arquitectónico. La experiencia de Machu Picchu digital. 

El equipo está dirigido por el profesor Takehiko Nagakura y la estudiante de doctorado Paloma Gonzales. Ellos representan al grupo de Representación y Computación de Arquitectura, que utiliza instrumentos de última generación para explorar la importancia arquitectónica del sitio. Ellos desarrollarán un mapa 3D con tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada. Con el fin de vivir la experiencia de Machu Picchu digital. 

Este grupo ya ha trabajado con tecnologías de captura digital en sitios de Patrimonio Mundial en Italia, China, Singapur y Japón. El profesor Nagakura considera que la digitalización de monumentos arquitectónicos es la clave para la preservación del patrimonio cultural de la humanidad. Además, señala que su esfuerzo es igual al que emprendieron profesionales de la arquitectura desde la época del Renacimiento: “Simplemente estamos reemplazando las cintas métricas y las hojas de Mylar con herramientas de escaneo y realidad virtual”.

MAPA INTERACTIVO 

El proyecto empezó en 2016, el equipo viajó hasta Machu Picchu en dos ocasiones: mediados del 2017 y principios de 2018. En el complejo arqueológico, el grupo capturó más de 9,000 imágenes haciendo uso de cámaras panorámicas, herramientas de escaneo fotogramétricas y drones.“Teníamos que llegar antes de los turistas y quedarnos después del cierre del monumento”, comenta Paloma Gonzalez.

La estudiante de doctorado resalta el gran compromiso y el trabajo en conjunto que realizó el MIT y la Universidad de San Antonio Abad del Cusco. “Apoyados por la Dirección Descentralizada de Cultura del Cusco, el trabajo fue fructífero y gratificante “, precisa. Todos los esfuerzos son importante para lograr la experiencia de Machu Picchu digital. 

El equipo desarrolló modelos tridimensionales para crear experiencias de realidad virtual que permitirán a las personas visitar Machu Picchu desde cualquier parte del mundo. Estos modelos 3-D también se usarán para realizar un nuevo mapa interactivo de la ciudadela que superpone la vista fotográfica en 3-D del sitio a través de la realidad aumentada.

BASE DE DATOS

Los primeros resultados de este trabajo se pueden ver en la plataforma MIT Design Heritage. El equipo desea que esta plataforma tenga una función colaborativa para quienes deseen aportar con imágenes al banco de datos a través del crowdsourcing, es decir, apuestan por  la externalización abierta de tareas.

A través de técnicas fotográficas de alta resolución, el proyecto logró documentar las características arquitectónicas y los materiales de construcción del complejo arquitectónico. La información de estas imágenes forma una base de datos única con notas sobre el paisaje y la vegetación en el momento en que se tomaron las fotografías. El equipo compartirá la información recolectada con las autoridades de la ciudadela.

De momento, la documentación fue incluida en  la reconstrucción de Wiñay Wayna, un sitio arqueológico ubicado en el Camino Inca que conduce a Machu Picchu y que fue destruido por una reciente tormenta de inundaciones. “Estamos muy entusiasmados con el trabajo en equipo del MIT. Acogemos con beneplácito todos los esfuerzos para investigar y preservar Machu Picchu. Tenemos que proteger nuestro patrimonio para las próximas generaciones. “, comenta Fernando Astete, antropólogo y jefe del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu.

El grupo espera que los profesionales de otras disciplinas, planificadores urbanos, hidrólogo, ingenieros, arqueólogos e historiadores, también se sumen a esta iniciativa de herencia digital.  La idea es que este proyecto pueda extenderse a otros sitios arqueológicos de Perú, que la experiencia de Machu Picchu digital se replique. 

Los fondos para financiar el proyecto Heritage de Machu Picchu se obtuvieron del  MISTI Global Seed, que promueve y respalda las colaboraciones iniciales entre los investigadores del MIT y sus contrapartes de todo el mundo. MISTI es parte del Centro de Estudios Internacionales de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (SHASS). Además, el proyecto también fue patrocinado por el Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica del Perú (Concytec), y contó con el apoyo de la Universidad Nacional de San Antonio Abad en el Cuzco y la Dirección Descentralizada de Cultura del Cusco. 

 


View Comments
Actualmente no hay comentarios.